lunes, 26 de noviembre de 2007

LOS ALIENS QUE TENEMOS


Dichos aliens son conocidos científicamente por el nombre de "radicales libres".


¿que es eso de los radicales libres?:Los radicales libres son átomos o grupos de átomos que tienen un electrón(e-) desapareado en capacidad de aparearse, por lo que son muy reactivos.Estos radicales recorren nuestro organismo intentando robar un electrón de las moléculas estables, con el fin de alcanzar su estabilidad electroquímica.Una vez que el radical libre ha conseguido robar el electrón que necesita para aparear su electrón libre, la molécula estable que se lo cede se convierte a su vez en un radical libre, por quedar con un electrón desapareado, iniciándose así una verdadera reacción en cadena que destruye nuestras células.


Esta es la explicación para los listos,para los que somos menos listos es esta otra:
Nuestro organismo y el de los animales utiliza los alimentos para producir energía de la misma forma que se produce energía y calor al quemarse la leña de una chimenea. En ambos procesos se quema oxigeno y a esto lo denominamos “oxidación”. En la chimenea, después de quemarse la leña queda como residuo la ceniza y dentro de las células de nuestro organismo lo que queda son los radicales libres. Se trata de moléculas con una característica especial que las hacen ser muy reactivas y dañinas. Actúan como antorchas en relación con los tejidos del cuerpo pues queman todo lo que tocan. Como ejemplo sencillo de entender lo que son los radicales libres se suele citar el caso de los alimentos ricos en grasa ( mantequilla, cacahuetes, etc) que al dejarlos a temperatura ambiente se enrancian. El sabor y el olor a rancio esta provocado por uno de estos radicales libres al oxidarse la grasa.
Hoy está plenamente demostrada la influencia de los radicales libres en el origen y desarrollo de casi todas las enfermedades degenerativas que afectan al ser humano y a los animales: cáncer, enfermedades cardiovasculares, afecciones inmunitarias, artritis, cataratas, etc.Se sabe que los radicales libres no solo provienen del metabolismo normal del organismo sino también de infinidad de ataques medioambientales que recibimos ( las radiaciones ionizantes, el ozono, el consumo de tabaco, alcohol, medicamentos, dietas altas en azúcar, grasas hidrogenadas, alimentos muy procesados y tratados excesivamente con calor, pesticidas, metales tóxicos, también por virus, bacterias, parásitos, traumatismos en general, etc.¿Cómo se neutraliza su efecto dañino?Ya que los radicales libres son tan dañinos para el organismo la naturaleza ha diseñado un sistema para neutralizarlos. Se producen dentro de la célula sustancias denominadas “antioxidantes” que son las encargadas de convertir a los radicales libres en moléculas que ya no son dañinas. Los antioxidantes no solo se producen dentro de la célula sino que también pueden ser ingeridos en la alimentación. Los alimentos más ricos en antioxidantes son las frutas y las verduras crudas.La cantidad de antioxidantes que es capaz de producir la célula depende de la edad del individuo, de la calidad de alimentos que consume, de las características genéticas del mismo y de otros factores como por ejemplo el estrés. Los organismos que consumen y producen niveles de antioxidantes superiores a los normales disfrutan de mejor salud, se enferman menos y en ellos se retrasa considerablemente el envejecimiento. Cuando el cuerpo enferma o envejece se produce un gasto fuerte de antioxidantes por lo que es necesario procurar que la dieta sea lo más rica posible en los mismos. Los antioxidantes aportados por la alimentación más conocidos son la Vitamina C, el betacaroteno, la vitamina E y el selenio pero existen muchísimos más. Hoy en día se conocen perfectamente cientos de ellos, muchos con poder antioxidante muy superior a los anteriormente enunciados como el extracto de semilla de uva, el ácido alfa lipoico, los bioflavonoides, la curcumina y el coenzima Q-10.Se ha demostrado en un gran número de trabajos científicos que consumir dichos antioxidantes en dosis superiores a las que aparecen normalmente en los alimentos y a las consideradas convencionalmente como mínimas, reduce considerablemente la incidencia de las citadas enfermedades degenerativas, se aceleran los procesos de curación del organismo y se reducen de forma importante los efectos secundarios de tratamientos agresivos como por ejemplo los corticoides, los antibióticos, los antiinflamatorios no esteroideos, la quimioterapia, la radioterapia, etc. Muchas veces dichos tratamientos no producen efectos secundarios apreciados a simple vista pero sabemos perfectamente que son causa de estrés muy diverso sobre órganos fundamentales( hígado, riñón, etc).
Vitamina E(tocoferol) es un antioxidante que mantiene la integridad de la membrana celular, protege la destrucción de la vitamina A, previene y disuelve los coágulos sanguíneos y retarda el envejecimiento celular. Se encuentra en muchas frutas y vegetales tales como: El aguacate(30 ), boniato(50 ), espárragos(25 ), espinacas(20 ), tomates(12 ), brócoli(11 ), moras (10 ) y zanahorias(5 .)La vitamina C(ácido ascórbico) es otro de los antioxidantes naturales que destruyen el exceso de radicales libres. Necesaria para producir colágeno, importante en el crecimiento y reparación de las células de los tejidos, encías, vasos, huesos y dientes, y para la metabolización de las grasas, por lo que se le atribuye el poder de reducir el colesterol. Investigaciones han demostrado que una alimentación rica en vitamina C ofrece una protección añadida contra todo tipo de cánceres. Además de la prevención del resfriado común y el fortalecimiento de las defensas del organismo. Las fuentes alimentarias de la vitamina C son: Grosellas, pimiento verde, kiwi, limón (todos los que están antes del limón tienen mayor contenido de vitamina C que éste y los que están después menor), fresas y coliflor, coles de Bruselas, naranjas, tomates, nabo y melón. El selenio actúa junto con la vitamina E como antioxidante, ayudando a nuestro metabolismo a luchar contra la acción de los radicales libres. Ayuda a protegernos contra el cáncer, además de mantener en buen estado las funciones hepáticas, cardíacas y reproductoras. Es el más tóxico de los minerales incluidos en nuestra dieta. La ingestión en dosis altas se manifiesta con pérdida de cabello, alteración de uñas y dientes, nauseas, vómito y aliento a leche agria.Fuentes alimentarias del selenio: Carne, pescado, cereales integrales y productos lácteos. Las verduras dependerán de la tierra en la que se ha cultivado.Los flavonoides son compuestos polifenólicos(vinos blancos y tintos) encontrados en las plantas como frutas y vegetales, que son excelentes antioxidantes. Comúnmente se encuentran también en el té (principalmente té verde) y en el vino bueno(no en el de tetrabrik).

En resumen si queremos evitar el envejecimiento y las enfermedades causadas por el exceso no controlado de radicales libres en nuestro cuerpo, tenemos que llevar una vida sana, sin consumir cigarrillos(tabaco) y tener una dieta libre de grasas saturadas(carnes rojas,crema de cacao,mantequilla,coco,cacahuetes) y ácidos grasos trans(margarinas, pasteles horneados) que puedan aumentar el colesterol malo y éste formar colesterol oxidado que contribuye a la arteriosclerosis.

2 comentarios:

maya dijo...

ooohh....:(

Se que estaréis tremendamente disgustaos,no tendréis moral para nada,y andaréis llorando polas esquinas pero...esta selmana toy abarruntada d'exámenes y nun puedo dir... pero tranquilos...el vienres vos veo :)

Anónimo dijo...

el otro dia fermin nos dio una clase de locos porque nos hizo entrenar mucho a los niños de las clases 5:00 y 6:00 pero lo pasamos muy bien

Post relacionados