viernes, 15 de enero de 2010

¿Somos unos mentirosos?

El otro día me comentaron que había una serie de televisión que igual me gustaría,se trata de Mienteme,se basa en descubrir si las personas mienten observando sus gestos y sus expresiones faciales.

Dicen que decimos tres mentiras cada 10 minutos, yo creo que algunos más, aquí quedaría bien el dicho de “Miente mas que habla”

¿SON LOS GESTOS UNIVERSALES?
Aun cuando los criminales ni siquiera abran sus bocas, rapidísimos gestos que demuestran placer, rabia, pena o disgusto, que en su mayoría pasan desapercibidos para el resto de los mortales, para experto demuestran una verdad que el rostro no puede esconder.

Son las llamadas microexpresiones faciales, gestos involuntarios que duran centésimas de segundo y que pueden revelar el estado anímico que queremos ocultar. Y es allí precisamente donde se encuentra la mentira.
Sobre la base de estas expresiones básicas, que son generadas por la acción de 43 músculos faciales, se ha descubierto que se pueden esbozar cerca de 3.000 microexpresiones involuntarias. Todas relacionadas con algún estado de ánimo.

MICROGESTOS FACIALES
Por ejemplo, un hombre que le dice a su amante que dejará a su esposa y, acto seguido, se rasca la nariz. Este gesto revela que está ocultando algo y es común en la mayoría de los hombres.

Igual cosa una persona que, con toda la convicción del mundo, asegura no ser culpable de algo, pero mientras lo hace encoge sus hombros: es su cuerpo que está contradiciendo el discurso. La mirada también puede traicionarnos. Cuando interrogamos a alguien acerca de algo que ocurrió, de manera involuntaria el sujeto desvía la vista para recordar. El mentiroso, en tanto, recita su discurso porque tiene todo aprendido y no tiene que explorar en sus recuerdos.

Otros gestos indesmentibles: las cejas oblicuas denotan tristeza , es una de las emociones más sinceras y difíciles de ocultar para los seres humanos; la mano sobre la cabeza es señal de vergüenza, al igual que arrugar la nariz.
La risa forzada también se puede reconocer. Esta involucra menos músculos que una risa espontánea. Así, cuando la risa no es auténtica sólo se mueve el músculo entre la boca y el pómulo. La verdadera risa involucra también los músculos del contorno de los ojos.

MITOS Y VERDADES
Las personas que mienten no miran a los ojos, se complican cuando les preguntan detalles, esquivan la mirada y tienen un discurso entrecortado. Estas son algunas de las conductas que la mayoría de la gente asocia con la mentira. Absolutamente falso, dicen los expertos. Un verdadero mentiroso planea su discurso cronológicamente, mira directamente a los ojos, no pierde ningún detalle y jamás mira hacia el lado, ese es un recurso de la memoria real. Lo que sí hace es tocarse el pelo como si quisiera alisarlo y mueve las manos como si le molestaran los dedos. Una forma de pillar una mentira es pedirle a la persona que relate el mismo discurso pero al revés. Como no existe memoria, tiene que inventarlo todo de nuevo, por lo tanto, se pierde y no puede hacerlo. En cuanto a los estereotipos, la gente suele creerle más a los que tienen "cara de buenos", como los que se ven más inocentes con rostros de niños o se muestran extrovertidos y muy transparentes.

Cuando alguien miente se han descubierto en el cerebro tres las áreas acusadoras: la corteza anterior cingulada, que monitorea los errores la corteza dorsal lateral prefrontal, que controla el comportamiento, y la corteza parietal, que sensibiliza los impulsos.

Después de estas indicaciones, analizar mi rostro mientras os digo :


“En la salida de este domingo en bici no vamos a realizar ningún falso llano”



¿Estaré mintiendo,será una verdad a medias o será cierto?

5 comentarios:

De la Mancha dijo...

bueno..bueno..yo leyendo tal sesuda y concienzuda disertación sobre las mentiras, todo interesado y MENUDO SUSTO!!! al final...respira, que te vas a ahogar...ja, ja a ese falso llano me apunto yo...

Anónimo dijo...

Se ve a la legua que dices la verdad, jajajajaja....
Tori

Jose Luis dijo...

Parezme que no vales pa políticu, notasete muncho.
Si el domingo pasas por la Guia ya me contarás el desnivel positivo del falso llano.

***** dijo...

¡Oye! Pues tienes razon en lo que postees. Tienes unes “microexpresiones” en la cara que denoten, no sé si mentira, pero, desde luego, el estar aguantándote la risa solo con pensar en lo que yos va a prestar el falsu llano del domingo a algunos.

Anónimo dijo...

¡¡¡ dios nos pille confesaos el domingo ¡¡¡¡, aunque viendote la cara, no se si preferiré que llueva a calderaos. jejeje. seve

Post relacionados