lunes, 29 de agosto de 2011

Unos Repechinos(klandestinos) en la jungla

Como este fín de semana no tocaba bici ni con los 1000ypico ni con los Repechinos, el viernes por la tarde me apunté a una "klandestina"(salidas  un reducido número de repechinos, que se realizan en un día entre semana), esperé encontrarme con klandestinos habituales, pero nada de nada, Willy y el Yogurín solo, este último había hablado con algún compañero de trabajo par ver si se apuntaba pero después de los cinco minutos de cortesía seguimos siendo tres.
La ruta fué consensuada por Willy y el Yogurín, por lo que mi cabeza quedó liberada de buscar caminos.
Subimos por la trialera del camping, para ascender al Curbiellu por la parte de atrás, una vez en el alto el Yogurín propuso ir hasta la Cabaña del Marqués por Brañaverniz, pero Willy había estado limpiado sus zapatitos nuevos toda la noche anterior y no estaba por la labor de volver a ensuciarlos, por lo que desde Brañaverniz, subimos por el falso llano de hormigón hasta Rioseco,

como yo no puedo tener la boca cerrada y el Yogurín no conocía el caminín que va desde Rioseco hasta la granja,hice esa propuesta a la que mis compañeros se sumaron sin oponer ni un pero.
El camino al principio estaba un poco embarrado debido a los camiones de la madera, pero llegamos a un punto que el camino se cerró debido a los árboles que habían cortado los madereros, no sabíamos si regresar por el mismo camino o atravesar la jungla de árboles, la respuesta en este vídeo:



Después de que hayáis visto a Tarzán-Willy atravesar la selva subimos hasta la granja, pero al llegar arriba comprobó que se le había perdido en la jungla el sensor del cuentakilómetros de la horquilla, así que ni corto ni perezoso volvió a buscarlo, despidiéndose de nosotros ya que regresaría por Rioseco, y no volvería a subir por el camino.

El Yogurín y yo volvimos tranquilamente hasta que los árboles y el monte dejó de protegernos del viento, ¡como soplaba!, bajamos la cuesta del cementerio sin frenar y encima dando pedales, viendo el percal decidimos bajar por el camping hasta la senda de Peña Francia, muy buena opción, hasta que se acabó la senda, por el muro era como si alguien nos agarrara del sillín y nos impidiera pedalear, casi prefería subir el "Mortirolo de Deva", que atravesar de nuevo el muro.
Al Yogurín todavía le quedaba el tramo de la playa de poniente, donde la arena se levantaba debido al minihuracán.Espero que tanto Willy,¿habrá encontrado el sensor?,como el Yogurín¿lo habrá llevado el viento?, hayan llegado a casa sanos y salvos, sobre todo este último ya que el próximo sábado tiene un compromiso ineludible, se casa.

3 comentarios:

Jose Luis dijo...

Acostumbrados como estáis últimamente a rodar en condiciones difíciles, de lluvia, viento, frío y niebla, comprendo la falta de concurrencia en la atípica salida de ayer con una mañana estupenda.

willy dijo...

el sensor no lo encontré, pero todavia estoy corriendo. Imagínatla escena, yo rebuscando entre las hojas y ramas de la zona "no ciclable", y de repente oigo una motosierra a mi espalda, a toda caña, creí que venía el Fredy kruger a por mi, era uno de los maderistas, hablando en gallego cerrado y yo que con el susto no atinaba ni a hablar. Apareció en medio de las ramas y casi me parte a la Nenina en dos. Pasé de buscar nada, salí corriendo como alma que lleva el diablo. Ya pillaré otro en el Decartón. No vuelvo por allí hasta que los ocalitos recién plantados, tengn por lo menos 10m. de altos.

joseoceano dijo...

Diosss, parecéis Gorilas en la niebla. Jajaja.

Post relacionados